Todo lo que afecta a la educación forma parte de un continuo debate social. Posiblemente el último tema en sumarse a este debate ha sido el espacio de recreo y su organización. Cada vez son más los centros educativos que entienden que los patios son un elemento primordial de aprendizaje y socialización. La búsqueda de recreos cada vez  activos y participativos, en los que los balones dejen de ser los protagonistas, es una preocupación latente en muchos claustros de profesores.

La innovación educativa no solo pasa por las aulas sino también por los patios. En el colegio Melchor Cano llevamos dos cursos trabajando en un programa de recreos activos en primaria: juegos tradicionales y cooperativos, bailes, juegos sin balón… Este curso., además estamos ofreciendo como novedad, la biblioteca de patio. A partir de este curso nuestros alumnos pueden disfrutar también de la lectura en el patio. Esta actividad la empezamos ofreciendo de forma experimental un día a la semana; y en el tiempo que lleva funcionando, nos hemos dado cuenta que es insuficiente, y ya estamos planteándonos ampliarla a más días. Niños y niñas en su espacio de recreo leyendo, compartiendo juegos de mesa…. Esta es una estampa impensable hace años y que cada vez está más presente en los centros. En el Colegio Melchor Cano es una realidad que ha llegado para quedarse.